Aeternum , mi blog.

Mi génesis

Todavía recuerdo la primera novia que peiné y maquillé. Recuerdo las sensaciones, cada uno de los momentos e instantes, me encantó poder ayudar a alguien a ponerse guapa y a sentirse bien en un día tan importante. Corría el año 1990, yo tenía 20 años y por primera vez me sentí importante. Compartir risas con la novia, tranquilizarla y sobretodo, acompañarla en su día, un día que marcaría un antes y un después no solo en su vida, sino también en la mía. 25 años más tarde miro atrás y recuerdo personas encantadoras, mil vestidos maravillosos, bodas preciosas, sitios con encanto y momentos indescriptibles. Han sido muchísimas mujeres las que han confiado en mi para un día tan feliz, pero tan complicado al mismo tiempo.

la foto 5-3

Son tantos los blogs de novias en los que hablan del estilismo de la novia y de los familiares, de la decoración, la música… Son tantos y tan iguales que yo no quiero ser otro más. Yo quiero contaros como transcurren las horas del día de la boda, todas esas circunstancias que se dan, contar de primera mano las sensaciones y preparativos, pero también los imprevistos, que no son pocos.

Sin lugar a dudas, es un día que debe ser especial, único y, más que nada, diferente. El copia y pega no es el camino, cualquiera que conozca mi trabajo lo sabrá. Personalizar, sorprender, mover y crear tendencias, siempre es mejor. Hace poco un amigo me dijo que había estado en una boda en la que parecía que hasta el último detalle hubiese sido sacados de todas las ideas de las webs de bodas, era de risa, comentó Guillermo, no le gustó nada. Creo que es importante tener asesoramiento y orientación de alguien que conoce todas las ofertas y todas las posibilidades para una boda, al igual que es importante seleccionar las que mejor vayan con el estilo de cada persona.

la foto 1-1

la foto 5-6

 

A mi me gusta personalizar, me gusta sorprender, me encanta asesorar, pero ante nada respetar los gustos de los novios para que cuando asistas a una boda veas que todo refleja la personalidad y los gustos de los novios. Eso es un acierto. Otra de las cosas a las que doy mucha importancia es el apoyo, tener a alguien de confianza a tu lado, pendiente de muchísimas cosas que surgen en el día de la boda es esencial. Los retoques, loa cambios de tocados, velo… colocar detalles, regalos, sorpresas y saber afrontar los imprevistos es importantísimo. Resumiendo, que alguien siga todos los detalles de cerca para que la familia pueda disfrutar de la celebración. La constancia y el cariño son mi firma y son Aeternum.

 

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario